14.2.21

14 de febrero

 



14 de febrero Día de San Valentín o Día de los enamorados, también es el Día Europeo de la Salud Sexual y el Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas.

Pocos son los días del calendario que no estén dedicados internacionalmente para reconocer o recordar algún hecho o enfermedad. Aprovechamos esa dedicatoria para concienciar a la población sobre la calidad de vida necesaria para prevenir ciertas enfermedades o para celebrar las efemérides. 

Si deseas y buscas poder dedicar un día a algo importante, te informo que solo en febrero están libres los días 5, 7, 16, 19, 23 y el 24.

Este sistema de encontrar motivo para recordar y concienciar ya lo inventaron las religiones, en los antiguos credos politeístas, destinar un dios a una labor o habilidad era motivo de recuerdo y vigilancia por el buen hacer. Un sistema policreyente que propiciaba la memoria colectiva haciendo capaces a muchos ciudadanos para recordar nombres de dioses y su influencia concreta en lo terrenal.

La iglesia católica aprovechó esta costumbre asignando a cada profesión, habilidad o hecho un santo que velara por los creyentes intercediendo ante el creador al recibir oraciones y ofrendas. Una herencia modernizando el politeísmo para apoderarse de la costumbre y hacerla propia.

En el siglo XXI el descreimiento religioso crece imparablemente hasta el punto que las nuevas generaciones buscan otros modelos para identificar soluciones, normalmente lo encuentran en el mundo digital en formato de vídeos cortos donde se forman, informan y educan colectivamente. 

Del retablo en las iglesias con escenas de los testamentos hemos pasado al dominio del YouTube o TikTok como herramientas de comunicación global.

Dedicar cada día a recordar una enfermedad, una profesión o un hecho histórico es el nuevo santoral del siglo presente. La dedicatoria de cada día llena páginas en los periódicos, minutos en los noticiarios e inunda las Redes Sociales de referencias al mismo día. 

Entre tantos días, el 14 de febrero es de los que más hartazgo me provocan, saturando las comunicaciones de todo tipo de referencias al amor, el sexo, la pareja y la mercadotecnia asociada a la fecha, flores, regalos, bombones, colonias, noches de hotel o reservas en spa.

¿Necesitamos recordarnos lo importante que es cuidar una relación, lo mucho que ganamos si vivimos en un plano de igualdad en el amor, compartiendo momentos, caricias, miradas, apoyos y alegrías?

Yo soy de los que prefiere comprar flores cualquier día, simplemente porque sí. Porque todos los días te quiero no solo hoy.

Por cierto, mañana, 15 de febrero es el Día Internacional del Niño con Cáncer, el Día de los Presidentes de EEUU y el Día Mundial del Hipopótamo, que también necesita que le recordemos. 

Los Católicos tradicionales se encomendarán a San Peregrino para los niños con cáncer, a Santo Tomás Moro, patrono de los políticos y a San Francisco de Asís como patrono de todos los animales. 

Nuevos tiempos, viejos trucos.

¿Qué inventaremos cuando agotemos los días? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tus sensaciones y emociones. Gracias